Yautepec
Yautepec Morelos
Yautepec Toponimia
Reseña histórica
OAXTEPEC

En 1496, Moctezuma conquista Oaxtepec, prendado de las bellezas naturales del lugar, envía mensajeros a recorrer todo el imperio en busca de las plantas y flores más exóticas, es así como quedó constituido el primer jardín botánico de América, cincuenta años antes que los de Pisa y Padua ubicados en Italia y cien años antes que el de París en Francia.

A la llegada de Hernán Cortés, los conquistadores quedaron maravillados de la magnifica obra y a su vez dejaron numerosos testimonios de su admiración por ella.

En 1555 en Oaxtepec se inició la construcción del primer convento Dominico en el Estado de Morelos.

Posteriormente en 1569, el venerable Fray Bernardo Álvarez, levantó el hospital de Santa Cruz, el cuál llegó a tener capacidad para 700 camas y fue el segundo de importancia en América.

LOS PRIMEROS POBLADORES

El ser humano,"Homo sapiens" existe en América desde hace aproximadamente 40 mil millones de años. Llegó según las teorías científicas mas aceptadas, desde el continente asiático: penetró por el norte tal vez por el estrecho de Bering, y tardaron miles de años en dispersarse por las inmensas tierras americanas. Los grandes cambios climáticos, originados por el retiro de la última glaciación, provocaron el desplazamiento del hombre hacia el sur. El hambre también empuja a esos primeros americanos al peregrinaje: buscaban los frutos silvestres de la tierra, cazaban animales salvajes y aparecieron en el centro de México hacia el año 1,100 antes de nuestra era. Sus huellas nos muestran los toscos instrumentos que utilizaban para cazar animales: piedras afiladas, huesos puntiagudos etc. El mastodonte encontrado cerca de Yautepec, fue cazado por un morelense prehistórico. Hacia el año 5,000 antes de nuestra era, una cultura primitiva, que no elaboró cerámica, ni se dedico a trabajar la tierra, existía en Yautepec y Chimalacatlán.

LAS PIEDRAS DE COATLAN Y EL CALENDARIO DE XOCHICALCO

En el mes de Julio de 1993, el Instituto de Cultura del Estado de Morelos, publicó en su boletín informativo, el siguiente artículo: Hace veinticinco o treinta años se aceptó definitivamente la tesis de arqueólogos e historiadores que ubican el mítico Tamoanchan en Xochicalco y que sostiene que precisamente en ese sitio tuvo lugar una extraordinaria convención de astrónomos y sacerdotes provenientes de la región del Golfo de México de la zona Maya y la cultura Zapoteca, en la que se produjo una reforma o un ajuste de calendarios que daría a la "Cuenta de los destinos" o "Calendario Adivinatorio" la perfección con la que se sabe se estableció en Mesoamérica.

A principio de nuestro siglo, cuando las investigaciones al respecto comenzaban a apuntar en esa dirección, Cecilio A. Robelo presentó ante el XVIII Congreso Internacional de Americanistas un documento en el que se aportaban como prueba en favor de esa tesis, unas figuras esculpidas en piedra procedentes de Coatlán con las que, al parecer, se conmemoraba la "Invención del Calendario". Reproducimos enseguida el documento de Cecilio A. Robelo:

En el año de 1900, un vecino de la ciudad de Yautepec, conociendo mis aficiones a las antigüedades de México, me envió una hoja de papel en el que estaban dibujadas dos figuras humanas y me escribió lo siguiente: “la hoja que remito a usted contiene el dibujo de dos personajes, pues uno parece rey, estas figuras están toscamente esculpidas en unas piedras que se hallan en lugar llamado Coatlán, sitio solitario lleno de maleza, pues se encuentra a la izquierda del camino que une esta ciudad con la de Cuernavaca”. Las gentes del campo, únicas que conocen estas piedras, las llaman "Piedras de los Reyes", tal vez por la especie de corona que tiene unas de las figuras y creen éstas son los retratos de los reyes o señores que en remota antigüedad gobernaban esta comarca. No teniendo estas figuras ningún signo cronográfico, ni siendo perceptibles sus atavíos no me detuve a estudiarlas, pues era casi imposible distinguir su origen histórico o mitológico.

Transcurrieron de nuevo algunos años y cuando yo estudiaba el Códice Borbónico en la sabia interpretación que de el ha hecho el ilustre mexicanista don Francisco del Paso y Troncoso, unas figuras que están en la lámina 21 sorprendieron mi vista. Son muy semejantes a las de Coatlán, y se subió de punto mi sorpresa cuando observé que el jeroglífico que está en la espalda de la figura que representa el varón es el mismo que tiene el varón de la piedra, esto es CIPACTLI, luego la figura de ambos lugares representa a CIPACTONAL, todavía tuve un motivo más de sorpresa: la figura del códice empuña en la mano derecha un punzón y de la piedra tiene también un punzón y con él escribe, en una escuadra de líneas paralelas, diversos caracteres. Esta última circunstancia nos sirvió después para conocer la verdadera significación de las figuras de las piedras.

La lectura de un pasaje de Paso y Tronco afirmó nuestra creencia de que las figuras que las representan a CIPACTONAL y a OXOMOCO, nos trajo a la memoria lo que habíamos leído en el P. Duran, sobre que el calendario había sido hecho en Cuernavaca.

Aún cuando las piedras de Coatlán, no están en Cuernavaca, sino en Yautepec, como el nombre Cuernavaca se extendía a toda la región Tlahuica estaba comprendido Yautepec en esta denominación. De aquí pudimos referir sin ninguna duda, que las piedras de Coatlán son un monumento conmemorativo de la invención del calendario esto es, del TONALAMATL, y que por consiguiente confirma la verdad de la tradición conservada por los indios a que se refiere Paso y Tronco, de que CIPACTONAL y OXOMOCO eran los autores del calendario y confirma también la observación que fue hecha en Cuernavaca.

MEMORIAS HISTÓRICAS DE YAUTEPEC

Teniendo como marco el cerro de las Tetillas como guardián del valle del municipio, se yergue Yautepec, pueblo pintoresco del Estado de Morelos, hoy convertido en ciudad, por rápido crecimiento urbano.

La torre de la parroquia de la Asunción sobresale airosa y señorial de entre las casas del municipio, estando adornado su contorno con el ramaje de diversos árboles de la región.

Yautepec, antiguo rinconcito de nuestra provincia morelense fue inmortalizado por el gran Ignacio Manuel Altamirano, en su obra literaria "El Zarco". En esa época llena de romanticismo, se describía a Yautepec como un risueño pueblecito en donde en la gran mayoría de los huertos había naranjales, limoneros, cafetales, pomarosas, ciruelos, aguacates y multitud de árboles frutales.

Escribir un poco sobre Yautepec, es con el fin de dejar datos y fechas de cosas y sucesos que a lo largo de 35 años han sido factor de cambio en este municipio, uno de los 33 que forman el Estado de Morelos.

CRONOLOGÍA DEL MUNICIPIO

Los primeros hallazgos históricos los encontramos en el cerro de Atlihuayán, haciendo suponer que en esa zona los habitantes eran de origen Olmeca, en Itzamatitlán fueron localizados importantes monumentos arqueológicos como las nueve pirámides del juego de pelota y piedras talladas todos ellos representativos de la cultura Tlahuica.

En 1389, los habitantes de Yautepec, junto con los de Tetlama y Jiutepec atacaron a los Tlahuicas. Cuando Moctezuma subió al trono, salió a conquistar Yautepec sometiéndose al señor de México; y a la llegada de los españoles gobernaba en esta región Tizapapalotzin, quien opuso resistencia a los conquistadores.

Oaxtepec se construyó en la época de Moctezuma, en un jardín para las personas más importantes de la región. Una vez realizada la conquista y la catequización que corrió a cargo de los frailes dominicos, estos iniciaron la construcción del convento de la Asunción de la Virgen en 1567, "la que se encuentra ubicada frente de la plaza del arte".

Una de las haciendas que llegaría a tener gran importancia fue la de Atlihuayán propiedad de la familia Escandón, quienes habían pertenecido a la corte del imperio de Maximiliano.

Durante la colonia, la industria azucarera adquirió gran importancia, las plantaciones de caña se extendieron en todo el Estado de Morelos, razón por la cual se fundaron ingenios y trapiches. La localidad de Cocoyoc y su respectiva hacienda fue edificada en 1660, y por decreto del conde de Monterrey se instaló el trapiche para moler caña en 1613. Convirtiéndose posteriormente en uno de los ingenios más grandes de la región que llegó a tener su apogeo durante el siglo XVIII.

En 1869, al ser reconocido Morelos como Estado de la Federación, Yautepec fue nombrado su capital, por lo que posteriormente un 16 de Noviembre del mismo año, es trasladada a la ciudada de Cuernavaca.

Durante la revolución la figura más destacada de este municipio fue Amador Salazar, joven vaquero y peón de hacienda que había ayudado a los aldeanos en su disputa en contra de los Escandón.

La presidencia Municipal, se supone fue construida en el año de 1924, esta fecha se leía a mitad de la nave junto con las siglas “C.M. 1924”, esta fecha estaba en el piso, por lo que las iniciales C.M. se cree era la abreviatura de Consejo Municipal.

COMO ERA YAUTEPEC EN 1960

El mercado Centenario, se inauguró el mes de abril de 1970. En la entrada principal se puso una placa conmemorativa, la cual desapareció tres meses después de haber entregado el cargo don Aurelio Vázquez G.

El terreno que ahora ocupa el mercado Centenario, había un viejo cuartel, donde se alojaban los militares que enviaba el gobierno federal, tanto al Ingenio de Oacalco, como a la ciudad de Yautepec. Sería por el año de 1965 cuando los militares se fueron para no volver jamás.

En lo que ahora es la entrada principal del mercado Centenario, ahí se encontraba la cárcel municipal, a un costado de la agencia del Ministerio Público y el Juzgado Mixto de Primera instancia. La cúpula del reloj se encontraba en el techo de la cárcel en donde sus contrapesos rozaban el piso, el comandante tenía su escritorio a un lado de los contrapesos y era testigo de como subían y bajaban. Frente a los cuartos había dos frondosos árboles que fueron derribados dos años antes de demoler el cuartel, todo esto ocurrió en el periodo del señor Aurelio Vázquez Gómez. En ese mismo periodo dejo de dar servicio la Policía del estado para dar paso a la Policía Municipal, su primer comandante fue el señor José Hernández Álvarez.

Yautepec, hasta le fecha tiene dos gasolineras, mismas que ahora se ubican fuera de la ciudad, hace tiempo que cambiaron de lugar y también de dueño. En la calle Zaragoza se ubicaba la gasolinera del ya finado Moisés Ulloa, en el centro de la ciudad.

El antiguo Mercado se ubica en lo que ahora es la explanada o Plaza Cívica, frente a la ampliada y remozada Presidencia Municipal. Era un mercado rústico con pilares de tabiques rojos, el techo era de teja, en partes tenía lamina galvanizada, sostenida con rieles de ferrocarril y tubos de hierro dulce. A este mercado lo rodeaban locales bien construidos y casi todos eran tiendas de abarrotes, solo había una tlapalería y una cantina en el interior del mercado y además se encontraba la única tortilladora que había en todo el municipio propiedad de la señora Graciela Molina “doña Chelo”.

La ampliación del palacio municipal se hizo en 1989-1991, siendo presidente el señor Isidro Leonel Coronel. En una gira de trabajo que hizo el presidente Carlos Salinas por el Estado, se detuvo en Yautepec y muchos creyeron que había inaugurado el edificio municipal, lo cual no fue cierto. El periodista del Excelsior que venia cubriendo la gira del presidencial, no publicó ninguna inauguración.

La remodelación del jardín Juárez se hizo en los años de 1991 y 1992 siendo presidente Jorge Ayala Salazar. Los puentes peatonales sobre el río Yautepec fueron gestionados por el señor Carrillo Almaraz, antes gobernador del Estado.

En lo político y administrativo, Yautepec desde que pertenecía al Estado de México, fue elevándose de un rango subalterno y dependiente de Cuernavaca, hasta ser cabecera de distrito, carácter que conserva todavía. No ha tomado parte activa en las guerras civiles y ha sido la mayoría de las veces víctima de ellas, aunque ha sabido reponerse de sus desastres, merced a sus inagotables recursos y a su laboriosidad.

Un 26 de octubre, pero de hace 120 años, Yautepec fue elevada al rango de ciudad. Historiadores como Domingo Diez y José Urbán consigna este hecho de una manera muy escueta, señalando únicamente la fecha del decreto y el título que llevaría como Yautepec de Zaragoza.

Muchos de nosotros alguna vez nos hemos preguntado el por que nuestra ciudad lleva el nombre de Zaragoza. Para una rápida respuesta nos bastaría con acudir al archivo del Congreso del Estado y localizar el decreto de fecha 26 de octubre de 1869, en cuya exposición de motivos encontraríamos, presumiblemente, la razón que orilló al legislador para denominar a Yautepec de Zaragoza. Pero resulta que el archivo del Congreso data de 1931 a la fecha, en virtud de haber sido destruido durante la revolución.

José Urbán, en su obra Geografía e Historia del Estado de Morelos, adelanta una hipótesis: “la pacificación -escribe- total de esa zona la hizo el general don Ignacio Zaragoza en 1861, que por disposición del señor Presidente de la Republica, licenciado Benito Juárez, hizo un recorrido para combatir a los conservadores que habían quedado operando en guerrillas en la región de Cuernavaca y estableció un cuartel general en Yautepec…”

En efecto, González Ortega Ministro de la Guerra, nombra a Ignacio Zaragoza el 9 de febrero de 1861, “General en Jefe de las Fuerzas Supremas del Gobierno que operaban en el Sur”, es decir, la región que hoy forma el Estado de Morelos y Guerrero. Zaragoza permanecería, muy poco tiempo por estos lugares, pues el 9 de abril de ese mismo año es nombrado ministro de Guerra y Marina en sustitución de Gonzáles Ortega.

No obstante esto, nada nos permite suponer que Zaragoza hubiera establecido su cuartel General en Yautepec. Sus principales campañas las realiza en Cuautla y Cuernavaca con incursiones hasta Iguala, como podemos apreciarlo a través de sus partes militares enviados desde estas poblaciones.

La única razón podría ser, que al erigirse el Estado de Morelos y establecida la primera legislatura en Yautepec el 28 de julio de 1869, automáticamente se convirtiera en su capital.

A Yautepec se le había otorgado el título de Villa el 14 de noviembre de 1861, por lo que no tenía rango de ciudad. Había, pues, que elevarla a esta categoría y esto ocurrió el 26 de octubre de 1869. El héroe de moda era Ignacio Zaragoza, muerto siete años antes, y cuya figura se agigantaba día a día. Un homenaje tras otro se sucedía para honrar al héroe del 5 de mayo, como un intento desesperado del presidente Juárez para contrarrestar el prestigio de sus enemigos políticos que amenazaban disputarle el poder; el más peligroso, Porfirio Díaz. De manera que no se quiso desaprovechar la oportunidad de distinguir a la primera capital de un naciente Estado con el nombre de un héroe que poco tenía que ver con ella pero que bien servía para los fines políticos, del grupo en el poder.

Resumimos: Fueron razones de carácter político y no histórico las que hicieron que, al elevar al rango de ciudad a Yautepec, se le agregara el nombre de Zaragoza como era la costumbre de la época. Exactamente las mismas que mediaron para que el congreso mexiquense le otorgara a nuestro pueblo, ocho años antes, el carácter de Villa, con la denominación de Yautepec de Gómez Farias. Ciertamente por el decreto No. 45, de fecha señalada, Yautepec fue elevado a esa categoría, junto con 27 pueblos y ciudades más del Estado de México, a los que se le agregó el nombre de un héroe. A Cuernavaca, por ejemplo, se le impuso el de Iturbide, a Cuautla el de Morelos y a Jonacatepec el de Valle y a Tetecala el de Matamoros, sin más exposición de motivos que los deseos del legislador.

La conmemoración de estos 120 años, nos obliga en primer termino a reflexionar en voz alta a cerca de lo que ha sido, de los que es y puede ser Yautepec en lo futuro y, también de lo que hemos hecho o hemos dejado de hacer sus hijos por ella.

Vista del Palacio Municipal y la explanada principal
Personajes ilustres
Cura Don Antonio Montesco y Ripoll

Originario de España, murió en Yautepec el 3 de Enero de 1891 a los 82 años de edad, fue sepultado en las instalaciones del Hospital (el cual fue de los primeros en América) que fue convento y que actualmente es casa de la cultura.

Virginia Fábregas García

Nació en la Hacienda de Oacalco en el municipio de Yautepec el 17 de Diciembre de 1871. Fue hija de Ricardo Fábregas de origen español y de la señora Ursula García de Figueroa. Su vocación por el teatro se manifestó desde la adolescencia cuando el dueño de la Hacienda de Apanquetzalco construyó un teatro en la cabecera municipal el cual fue mudo testigo de los primeros pasos artísticos de la talentosa Virginia.

A la muerte de su padre se vio en la necesidad de trabajar arduamente para ganarse la vida y de ahí en adelante escaló la fama tanto en México como en Europa como una notable actriz del teatro y cine. Murió en la Ciudad de México el 17 de noviembre de 1950.

Cronología de hechos históricos

 Fecha:

Acontecimiento:

1389

Los habitantes de Yautepec atacan a los Tlahuicas.

1505

En la época de Moctezuma, Yautepec era un jardín de descanso.

1567

Los frailes dominicos indican la posición de la construcción de la iglesia de la Asunción de la Virgen.

1660

Se construyen las haciendas azucareras de Cocoyoc y Atlihuayán.

1859

Al constituirse el Estado de Morelos, Yautepec fue su primera capital para después convertirse en municipio.

Monumentos históricos

Tenemos a: La parroquia de la asunción en Rancho Nuevo, La capilla del Barrio de Santiago, La iglesia del barrio de Ixtlahuacán y la capilla del Barrio de San Juan. La parroquia de la Asunción por ejemplo, fue fundada por Fray Lorenzo de la Asunción entre los años 1554 a 1567 y a esta belleza arquitectónica debemos agregar otras, como son las ex-haciendas de molienda de caña mudos testigos de la vida laboriosa de los Yautepequenses y gran muestra de la vida colonial, en la cual las haciendas como fortalezas albergaban a ciertas comodidades encerradas en regias construcciones de abolengo y arquitectura grandiosa, así tenemos las haciendas de Oacalco, Apanquetzalco, Atlihuayán, San Carlos Borromeo, Cocoyoc y Xochimancas.

PIRÁMIDE DE YAUTEPEC

Fue construida aproximadamente entre los años 1220 y 1300 d.C. y estuvo habitado en 1535 d.C. pocos después de la entrada de los españoles al territorio Morelense.

Consta de una amplia plataforma piramidal de planta rectangular sobre esta se encontraron varios cuartos porticados que se comunican entre si a través de pasillos y de patios.

Por sus características arquitectónicas, materiales constructivos, forma de ubicación y distribución de espacios interiores con áreas de actividad específica, esta estructura se ha identificado como un palacio o Teopan. A lo largo de 300 años que estuvo ocupado, se le hicieron varias modificaciones arquitectónicas particularmente en cuanto a la distribución interna de los espacios; se distribuyeron cuartos para adecuar una plaza, se ataviaron puertas de acceso; se adosaron muros y escaleras, se construyó una pequeña plataforma en su parte posterior y se reubicó la escalera principal la cual anteriormente estaba en su fachada oriente.

En el costado derecho o sur; se pueden apreciar los muros enchinados que correspondieron a dos fachadas arquitectónicas más antiguas. En este Tempan residían los grupos sociales que dirigían las actividades administrativas y religiosas de la comunidad que los auxiliaba en la celebración de las festividades; en las ceremonias religiosas, en el procesamiento de sus alimentos, en el mantenimiento y la limpieza.

Los documentos escritos durante el siglo XVI, dicen que Yautepec recibía tecuhtle o señor y dos capixgues, uno mexica y otro texcocano, quienes se encargaban de la recolección de los tributos de las puertas sujetas “Ticumán, Tlaltizapán, Atlahuilic, Amatepegue, Vichichila, Ixtoluca, Guachinola, Ocopetlahla, Oacalco”, para enviarlos a Tenochtitlán y Texcoco a través de la providencia de Oaxtepec o Tecpan de Yautepec fue la residencia señorial de estos personajes.

Museos

Se cuenta con museos en Oaxtepec, C.S.S.

Fiestas, danzas y tradiciones

ENERO

1

 

6

 

 

 

12

25

 

Arrulla del niño Dios

Señor de Tula

Santos Reyes

 

 

 

Virgen de Guadalupe

San Pablo

 

Chinemeca "Feria"

Jojutla de Juárez "Feria"

Coatlán del Río "Feria"

Moyotepec

Tetelcingo

Xochitepec

Amacuzac

Axochiapan

FEBRERO

2

 

 

 

 

 

5

 

Fiesta de la Candelaria

 

 

 

 

 

San Miguel Cosaki

 

Coatetelco

Barrio de Amatitlán en Cuernavaca

Emiliano Zapata

Jumiltepec "Feria"

Nepopualco

Tetecala de la Reforma "Feria"

Cuautla

MARZO

19

 

San José

 

Atlatlahucan

ABRIL

10

 

25

 

Fiesta Cívica "Aniversario de la muerte de Zapata"

San Marcos

 

Anenecuilco

Cuautla

Cuauchichinola "Feria"

Huecahuaxco

Huejotengo

Ocoxaltepec "Feria"

MAYO

1

 

3

 

5

Primer Domingo

8

15

 

Rompimiento del Sitio de Cuautla

Santa Cruz

 

Batalla de Puebla

Señor de Ixcatepec

San Miguel Arcángel

San Isidro labrador

 

Cuautla

 

Casahuatlán

Emiliano Zapata

Jonacatepec

Ixcatepec

Huepalcalco

Barrio Acatzingo en Cuernavaca

JUNIO

24

 

San Juan Bautista

 

Huitzilac "Feria"

JULIO

25

 

 

26

 

Santiago Apóstol

 

 

Santa Ana

 

Amayuca

Zacatepec

Jiutepec

Tenango

AGOSTO

15

 

Asunción de la Virgen

 

 

 

 

 

Ocuituco

Tejalpa

SEPTIEMBRE

8

 

16

 

21

 

29

 

30

 

Virgen de los Milagros

Natividad de la Virgen

Fiesta cívica de Independencia

San Mateo Apóstol

Bendición de Elotes

San Miguel Arcángel

 

Fiesta cívica de José Mª. Morelos

 

Barrio Tlaltenango en Cuernavaca

Metepec

Miacatlán

 

Atlatlahucan

Tetecalita "Feria"

Huajintlán

Tlaltizapán "Feria"

Cuautla

OCTUBRE

4

Primer Domingo

18

Ultimo Domingo

 

San Francisco

Virgen del Rosario

San Lucas

Fiesta del Tianguis grande

 

Emiliano Zapata

Zacualpan

Mazatepec

Yecapixtla "Feria"

NOVIEMBRE

1 - 2

 

22

 

Todos Santos y fieles difuntos

Santa Cecilia

 

Jonacatepec

 

Tepetzingo

DICIEMBRE

6

8

12

 

22

25

 

San Nicolás Obispo

Purísima Concepción

Virgen de Guadalupe

 

Fiesta de Navidad

Fiesta de Navidad

 

Galeana

Puente de Ixtla Tetelpa

Teacalco "Feria"

Totolapan

Tenextepango

Temixco "Feria"

FIESTAS MÓVILES

 

 

 

 

Carnaval

Atlatlahucan

Emiliano Zapata

Jiutepec

Jojutla de Juárez

Temixco

Tepoztlán

Tlaltizapán "Feria"

Tlayacapan

Totolapan

Yautepec

Primer Viernes de Cuaresma

Segundo Viernes de Cuaresma

Tercer Viernes de Cuaresma

Cuarto Viernes de Cuaresma

Quinto Viernes de Cuaresma

Jueves Santo

Viernes Santo

Semana Santa

Jiutepec "Feria", Tlalnepantla

Cuautla Señor del Pueblo "Feria"

Tepalcingo Fiesta patronal de Jesús Nazareno

Atlatlahucan "Feria"

Axochiapan, Mazatepec "Feria", Totolapan

Alpuyeca, Coatlán del Río

Chalcatzingo

Zacatepec

LOS CHINELOS

En la actualidad los chinelos son probablemente los danzantes del carnaval más conocidos en México y en nuestra entidad donde existen más grupos de ellos. Constituyen una de nuestras expresiones populares de mayor tradición ligadas a las festividades del carnaval. Su nombre se deriva de la palabra náhuatl zineloquie que significa disfrazado.

Estas fiestas en las comunidades mestizas, sobre todo en las que conservan algunas de las tradiciones indígenas, tomaron una matiz muy peculiar, debido a que resultaron ser una mezcla de rito con el esparcimiento. Además los días de carnaval de la tradición cristiana coincidieron con los nemontemi o cinco días inútiles que en el calendario indígena también era en febrero.

En las tardes de fiestas, incluso en algunas que no son de carnaval los chinelos danzan incansablemente el brinco por todo el pueblo. Van en grupo compacto pero cada danzante, por separado, efectúa saltos en múltiples posturas, siguiendo el rítmico y contagioso compás de la tambora, los platillos y los instrumentos de viento que componen la banda.

Su vestimenta tradicional con la que representan evidentemente a europeos incluye trajes largos y sueltos de terciopelo, una capa bordada con diferentes motivos, a menudo lentejuela, y fantásticos tocados adornados con toda clase de pedrería, lentejuela y plumas de aves. Además usan máscaras de grandes cejas, barbas puntiagudas y bigotes.

A su paso por las calles de los pueblos morelenses, con su ritmo alegre y acompasado, contagian su alegría a los espectadores que suelen unirse a su bullicioso grupo.

Durante el carnaval, en el mes de febrero, comienza la época de secas. Antes de ella, tocan tres días de alegría desbordante. Los festejos carnavalescos más coloridos son los de Tepoztlán, Yautepec, y Tlayacapan. Tras el carnaval no hay trabajo agrícola en las tierras temporales, hay que irse a la zafra, o dedicarse a comerciar el grano almacenado, las frutas y las artesanías.

Durante la cuaresma, las ferias comerciales que tienen lugar en diversas poblaciones de Morelos son expresión del forzado ocio temporalero. Entre estas ferias tenemos las de Jiutepec, el primer viernes de cuaresma, la de Cuautla el segundo, la de Tepalcingo el tercero, las de Atlatlahucan y Miacatlán el cuarto y la de Mazatepec el quinto viernes. La más importante de todas es la de Tepalcingo, que en honor a Jesús de Nazaret no dura más de una semana, durante la cual el pueblo se convierte en un verdadero tianguis. Esta feria es considerada como la segunda a nivel nacional; sólo superada por la de San Marcos, en Aguascalientes. En su obra Ferias de Morelos, Eliseo Aragón nos dice que en ella se encuentran:

"rebozos de bolita finos y corrientes, reatas de Chavinda, San Juan del Río y Tepoztlán, sombreros de palma y de pelo, espuelas de Amazoc, cuchillos y machetes de garabato de Guerrero, joyería de oro de Acapulco, Juchitlán y Tehuantepec, curiosidades torneadas en Uruapan, cerámica de Tlaquepaque, frenos y sillas bordadas en Puebla, lacas de Michoacán; jícaras, bules o calabazas; cajitas y baúles de Olinalá, en madera olorosa de linaloe, dulces cubiertos de Jantetelco, con dumbios de Amecameca y de Huazulco, ropa de todo uso, aperos para animales de carga y tiro, toda clase de jarcia e implementos para el campo, loza de barro, frutas secas de la costa y fresca de la región… circos, carpas, aparatos mecánicos … algunas ruletas; la bolita y la casita donde nunca se gana. El atrio se tiende más de treinta bóticas botánicas, donde se encuentra el paciente toda clase de yerbas medicinales y pitorreal, zorrillo, víbora, piel de coyote, armadillo, iguana y otros animales disecados… En el mismo lugar bailan comparsas, danzantes aztecas o concheros contra danzas y tecuanis…" Lo anterior fue descrito hace 30 años y, en buena parte continua siendo vigente.

Música

La música tradicional es la de los chinelos y las bandas de viento.

Artesanías

Existen varios talleres de cerámica en los que se producen alcancías, figuras y vajillas.

Gastronomía

Tenemos dentro de los platillos más conocidos el pipián, con tamales de ceniza, mole rojo de guajolote, cecina con queso, crema y salsa verde, barbacoa de cabrito y tlacoyos de haba y frijol.

Centros turísticos

Por su valor artístico tenemos a: La parroquia de la asunción en Rancho Nuevo, La capilla del Barrio de Santiago, La iglesia del barrio de Ixtlahuacán y la capilla del Barrio de San Juan. La parroquia de la Asunción por ejemplo fue fundada por Fray Lorenzo de la Asunción entre los años 1554 a 1567 y a esta belleza arquitectónica debemos agregar otras, como son las ex-haciendas de molienda de caña; mudos testigos de la vida laboriosa de los Yautepequenses y gran muestra de la vida colonial, en la cual las haciendas como fortalezas albergaban a ciertas comodidades encerradas en regias construcciones de abolengo y arquitectura grandiosa, así tenemos las haciendas de Oacalco, Apanquetzalco, Atlihuayán, San Carlos Borromeo, Cocoyoc y Xochimancas.

Mención especial requiere el centro deportivo de Oaxtepec y los balnearios que se encuentran en el municipio.

Se cuentan con los balnearios de Oaxtepec: centro vacacional IMSS-Oaxtepec, Parque acuático y el Bosque. En Oacalco, se cuenta con el Recreo y la Vista del Sol; en Itzamatitlán un balneario del mismo nombre y finalmente en Yautepec, se cuenta con el Oasis y el club Yautepec.

COCOYOC

Durante la colonia la industria azucarera adquirió gran impulso lo que generó el cultivo de grandes plantaciones de caña las cuales se extendieron a lo largo y ancho de la región, se hizo necesaria la fundación de ingenios y trapiches.

En Cocoyoc destaca una de las construcciones de mayor relevancia, la hacienda que lleva el mismo nombre del pueblo fue edificada en el años de 1660 por decreto del Conde de Monterrey, así como la instalación del trapiche para moler caña en 1613, posteriormente se convierte en uno de los ingenios más grandes de la región, que llegó a tener su apogeo durante el siglo XVIII.

Actualmente la Ex-Hacienda de Cocoyoc es un emporio turístico reconocido a nivel internacional por su extensión, grandes espacios naturales y su esperada atención. Sus instalaciones al más puro estilo colonial lo convierten en un lugar de ensueño

Medio Físico

Localización

El municipio se localiza en la parte norte del Estado, colinda con los municipios de Cuautla y Atlatlahucan en el este, al sur con los municipios de Ayala, Tlaltizapán y Emiliano Zapata; al oeste colinda con los municipios de Jiutepec y Tepoztlán y finalmente al norte colinda con el municipio de Tlayacapan. Su localización geográfica es 18° 53´ de latitud norte y 99° 04´de longitud este con una altura a nivel del mar de 1,210 metros.

Extensión

Tiene una superficie de 203 kilómetros cuadrados, cifra que representa el 4.09 por ciento del total del Estado.

Orografía

Al oriente del municipio esta la cordillera del cerro de las Tetillas que alcanza 1624 mt. de altura, se encuentra el cerro del pericón con 1,500 mt. de altura, al sur se localiza el cerro de Montenegro de 1,600 mt. de alura, al poniente el cerro de la iglesia vieja con 1,200 mt de altura. y el cerro de Calderón que separa los valles de Amilpa y Yautepec. Las zonas occidentales cubren el 14% del territorio al poniente y al sur, las zonas semiplanas cubren a su vez el 25%. Al norte y la parte sur las zonas planas.

Hidrografía

El municipio cuenta principalmente con el río Yautepec, que nace en los manantiales de Oaxtepec y recibe los derrames de aguas corrientes como la de Tlayacapan y la de Totolapan, cruza la cabecera municipal y se une con el río Tepoztlán, pasa por las haciendas de Atlihuayan y Xochimancas, y al entrar al municipio de Tlaltizapán cambia el nombre por el del "Higuerón". Entre los arroyos de caudal permanente más importantes está el de Atongo, el de la barranca del esconde, el de Huasosoyucan y la villa, al sur del municipio. También existen ramales intermitentes como el Ignacio Bastida, el Itzamatitlán y la barranca del bosque, de aguas frías potables, además del manantial de aguas sulfurosas de Oaxtepec. Existen tres bordos y 34 pozos para extracción de agua.

Clima

La temperatura media es de 22.7° C el tipo de clima es cálido subhúmedo con lluvias en verano, con precipitación pluvial anual de 945.7 milímetros anuales.

Principales ecosistemas

La flora esta constituida principalmente por selva baja caducifolia, de clima cálido: jacaranda, tabachin, casahuate, ceiba, bugambilias etc.

La fauna la constituye el venado cola blanca, jabalí, mapache, tejón, zorrillo, armadillo, liebre, conejo, coyote, gato montes, comadreja, cacomixtle, tlacuache, murciélago, pájaro bandera, chachalaca, arruca copetona, zopilote, áura, cuervo, lechuza, y aves de ornato etc.

Recursos naturales

Principalmente son mineros, como yacimientos de arena, tezontle y cal.

Características y uso del suelo

El municipio cuenta con una superficie aproximada de 202.93 km² de los cuales en forma general se utilizan 9,006 hectáreas para uso agrícola y 5,816 hectáreas para uso pecuario. En cuanto a la tenencia de la tierra se puede dividir en 10,555 hectáreas propiedad ejidal y 2,256 propiedad comunal y 3,068 hectáreas propiedad privada.